Bodegas Tarón cuenta con 700 hectáreas de viñedo repartido en más de 1.000 pequeñas parcelas, cuya propiedad ha pasado de padres a hijos, generación tras generación.